Centro Cultural Francisco Paco Urondo

Las actividades son libres y gratuitas, orientadas a toda la comunidad

Abierto al público de lunes a viernes de 10 a 19 hs.
25 de Mayo 221 PB, Capital Federal, CP(C1002ABD)
Tel.: 4342-5922
E-mail: urondo@filo.uba.ar

Francisco Paco Urondo



 

En enero de 1930, en la Provincia de Santa Fe, nace Francisco Reynaldo Urondo, quien luego será Paco para diferenciarse de su padre. Fue poeta, periodista, académico y militante político.


El primer contacto de Paco con la cultura es con el mundo de las representaciones de títeres: Fernando Birri crea el Retablo de Maese Pedro, y varios jóvenes colaboran dando funciones. Entre ellos están Paco y su novia Graciela Murúa (Chela). En el año 1952 se casan y parten para Mendoza y Tucumán con la idea de realizar obras de títeres, con el grupo que han creado: El Retablo de Bartolo. En 1953, nace su primer hija y regresan con sus padres, primero a Santa Fé y luego a Buenos Aires.

En la Capital, Paco comienza a vincularse con poetas y escritores que se nuclean alrededor de las revistas literarias, como Poesía de Buenos Aires, Vigilia; y en esos años publica su primer libro: “Historia Antigua” (en 1956). Algunos de sus versos:


Andando, el barro nos llega a las caderas. Calmando
Algunas inquietudes, han nacido otras. Rodamos
sobre nuestros remansos.


Nadie vuelve: es ahora el momento del amor. El deseo
es una ola suave; aquí en la orilla, con la mano firme,
detrás de los juncos, frente al sol.


Volarán los pájaros silvestres, las islas vencerán a las
palabras: el silencio sagrado sobre el mundo.


Iremos a la hoguera con los grandes herejes.


(Ojos grandes, serenos, en “Historia Antigua”)


Su entusiasmo por las actividades culturales y su abundante labor creadora lo presentan para ser elegido Director de la Sección Arte Contemporáneo, dependiente de Acción Cultural de la Universidad Nacional del Litoral. Durante su gestión desarrolla varios emprendimientos y trabaja en algunos escritos sobre el significado del arte y lo que debe ser la obra de arte.


Nace su segundo hijo, Javier Urondo (1957) y un año después la pareja se separa.


En 1958 Paco es convocado por el Gobernador de Santa Fé para ocupar el cargo de Director General de Cultura de la Provincia. Durante su trabajo como director llevó adelante un proceso de jerarquización, organización y concurso de los empleados y, por otro lado, le dio empuje a una creación llamada las Promociones Culturales; éstas abarcaban la creación, en el interior de la provincia, de un tejido de Centros de Acción Cultural, con la participación de personas interesadas en alguna actividad cultural que se constituirían en nuevos promotores culturales de su propio medio. Continúa cultivando la poesía y, entre 1957 y 1959, publica dos libros: “Dos Poemas” y “Breves”.


En 1960, se radica en Buenos Aires y comienza a vincularse con nuevos amigos provenientes del teatro o actividades culturales: Noé Jitrik, Emilio Alfaro, Rodolfo Kuhn, Sergio Renán, entre otros. Publica su nuevo libro “Lugares” (en 1961).


la tarde
y las formas
y la mujer que amo
vienen del dolor


corren
destinadas
y alegres


(Tanto amor tanta huella, en “Lugares”)


Esa bohemia del comienzo de los años ´60, va identificándose con una ciudad en crecimiento, con experiencias nuevas y experimentaciones. La vinculación con el teatro lo acerca a la actriz Zulema Katz, quien se convierte en su segunda esposa.
En este contexto, nace el proyecto de la revista Zona, que consideraba posible crear un espacio que permitiera incorporar lo ensayístico a la poesía.
En la revista se publicaron poemas de Juan Gelman, Eduardo Romano, Francisco Madariaga, Jorge Manrique Baldomero Fernández Moreno, cuentos de Germán Rozenmacher y de Juan José Saer.


En los años ´60, Paco desarrolla una notable y vertiginosa producción, con resultados dispares, abarcando una variedad de géneros: cine, televisión, teatro, ensayo, narrativa y poesía. En cine participa como guionista en tres películas de Rodolfo Kuhn: Pajarito Gómez, Noche Terrible, y Turismo Carretera. También participa en televisión escribiendo libretos para ciclos de teleteatros y adaptaciones de obras de teatro. En esa época publica sus primeros libros de cuentos: “Todo eso” (1966), “Al tacto” (1967), “Veraneando”, “Sainete con variaciones” (1966, teatro) y “Veinte años de la poesía argentina” (1968, ensayo).


En 1967, llega por primera vez a La Habana para participar en el “Encuentro Rubén Darío”. Allí comparte el diálogo con otros escritores importantes. El proceso revolucionario cubano impacta fuertemente a Urondo y profundiza su participación política.
Comienza su acercamiento con grupos cercanos al proyecto del Ché Guevara en Bolivia. La construcción de un foco guerrillero en ese país será desarticulado en 1967 con la muerte del Ché; sin embargo, los grupos argentinos continuarán su camino a partir de la lucha armada, tanto rural como urbana. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias serán el lugar desde donde Paco participará en la política militarizada de la época.


Paco formará parte junto a los mejores periodistas de la época del proyecto de Jacobo Timerman, el diario La Opinión. Sin embargo, en 1972, es detenido junto a su nueva compañera, Liliana Mazzaferro y otros militantes, por las fuerzas de seguridad de la dictadura de Lanusse. Su nueva situación de preso político, le permite vivir la experiencia de los detenidos políticos. Sin embargo, ya se cuentan los últimos días del gobierno de facto y de la llegada de un gobierno elegido democráticamente. El 11 de marzo se produce el triunfo del FREJULI y del candidato peronista Héctor Cámpora. Una de las reivindicaciones del Frente será la libertad de los presos políticos; esto se realizará luego de la asunción del nuevo gobierno: el 25 de mayo de 1973. Antes de la liberación, los tres sobrevivientes de la masacre de Trelew, se reúnen con Paco y le narran lo vivido en el penal, lo que conformará el libro “La patria fusilada” (1973). También de esos años es la novela, “Los pasos previos”.


El nuevo gobierno peronista designa a Rodolfo Puiggrós como Rector de la UBA, quien a su vez designa como decano interventor en la Facultad de Filosofía y Letras al sacerdote Justino O’Farrell, quien considera que para la dirección del Departamento de Letras, Paco Urondo es la persona indicada. La propuesta de Paco para la carrera es desarrollar desde Letras una carrera de Comunicación. Este considera necesario trabajar sobre el terreno de los medios de masas, puesto que a su entender, la UBA ha sufrido un retraso evidente por no tener esta disciplina. Las cátedras serán ocupadas por los nuevos escritores imponiendo a la carrera un aire de cambios y propuestas transformadoras. Es también en este período cuando Paco se desempeña como Director de un Centro de Acción Cultural.
A mediados de 1973, se presenta un nuevo diario: Noticias, trae un fuerte apoyo de los grupos peronistas más radicalizados. Urondo será convocado para ser el Secretario de Redacción y Responsable Político, junto con los periodistas y escritores más importantes de la época.


En agosto de 1974, el gobierno de Isabel Perón clausura el diario Noticias. Mientras tanto Paco ha dejado la dirección del Departamento de Letras y se concentra en su actividad militante.
La muerte de Perón, el 1º julio de 1974, profundiza el enfrentamiento entre los sectores del peronismo, los que trasladan el conflicto al núcleo del gobierno. El gobierno de Isabel Perón adopta una política represiva hacia las organizaciones político-militares. Así se llega al golpe del 24 de marzo de 1976.


En mayo de 1976 Urondo será enviado a Mendoza. Este nuevo destino es temido por el poeta, ya que intuye su extrema vulnerabilidad en esa provincia.


El 17 de junio de 1976, en un enfrentamiento con el ejército Paco Urondo muere en el enfrentamiento, su mujer es capturada y desaparecida, mientras logra salvarse la tercera integrante. La hija de ambos es entregada a un asilo.